Hoy me he decidido a escribir este artículo, para contar la humillante experiencia a la que estoy siendo sometida por la empresa Iberdrola desde hace ya más de un mes.

Todo empezó hace un año, en Julio de 2011, cuando de repente, me llaman a mi número móvil para hablarme sobre mi domicilio en Alicante. Sorprendida, les hice saber que yo vivía en Madrid y que debía haber un error con los datos. Menos mal que en aquel momento, revisé las facturas y ahí estaba, un DNI diferente ahí en mi contrato, junto con mi nombre, dirección , y eso sí la cuenta de banco correcta, porque todas las facturas hasta la fecha han sido pagadas con la puntualidad que Iberdrola tiene para cobrar.

Un año y unos meses después llevo 8 días sin luz y sin vistas a solucionarlo al volver a cambiar mi DNI dejando que una persona sin escrúpulos, en lugar de pedir rectificación de datos, los diera por válidos en una oficina de Iberdrola, y pidiera la baja del contrato sin importarle las consecuencias.

De nuevo volvía la pesadilla, habían vuelto a cambiar los datos en mi contrato y esta vez había tenido graves consecuencias.

Pedí que rectificaran esos datos en el buzón clientes@iberdrola.es, que es donde parece ser que atienden las incidencias, luego te das cuenta que la maraña de Comercializadoras, Distribución aún siendo ambas Ibedrola, les ha dado libertad absoluta para ningunear tus derechos cuando quieran y nadie te atiende.

No voy a narrar la cantidad de veces que como cliente he tenido que llamar al departamento de Atención al cliente de Iberdrola, al de Distribución, al de Inspección, además de ir a un punto de colaboración en Francisco Silvela, 35. Por supuesto todo lo tengo por escrito y documentado, además de por burofax, por email en clientes@iberdrola.es (at al cliente), distribucion@iberdrola.es, solicitudes_comercial@iberdrola.es (donde me dicen que envíe mis datos para parar la baja fraudulenta que habían ejecutado), en gaci@iberdrola.es donde me dicen que envíe los datos para el expediente que me han abierto, en su cuenta de twitter y en la de facebook. Ah, se me olvidaba, incluso envié la reclamación a las oficinas de Bilbao en un sobre de Valija interna que me dieron. Vamos que solo me falta informar al presidente de Iberdrola. en fin vuelvo a los hechos.

Un año después del incidente inicial, el día 31 de Agosto, vuelvo a casa un viernes por la tarde de mi trabajo, y me encuentro con que no tengo luz. Creía que era una avería, y me pongo a intentar averiguarlo. Llamo a atención al cliente, donde me dicen que yo misma he solicitado la baja. Insisto en que esa baja es fraudulenta y me dicen envíe un correo a solicitudes_comercial@iberdrola.es, que lo paran inmediatamente. Quince minutos después y gracias a mis vecinos envío email, dni , contrato, factura, todo!. Nunca más obtuve respuesta por escrito, al menos nunca llegó a mi domicilio, ni a mi correo personal, ni me llamaron por teléfono….

Como por teléfono me pasaban unos a otros y cada uno me contaba una historia diferente, me fuí a un Punto de colaboración en Francisco Silvela, 35 y allí me atendió una señorita que hasta ahora ha sido la única que ha querido ayudar. La pena es que encima le van todos los golpes a ella ahora, o al menos esa es mi percepción, porque sigo sin tener ninguna solución.

Sigo, el caso es que esta señorita, tiene a bien, enviarme un técnico de una empresa llamada PUYOLA a mi domicilio para que hagan una actuación de urgencia y me den luz hasta que se resuelva formalmente el tema de la baja fraudulenta. Consigo tener luz a las 22:00 horas y envío burofax. Me paso semanas insistiendo, no solo para que me den el documento de baja que supuestamente hice, sino para que también me digan qué ocurre y cómo van a normalizar el estado de mi contrato, ya que tengo miedo de que me vuelvan a cortar la luz.

Conseguí por fin a mediados de Septiembre la solicitud de baja y por fin pude poner una denuncia en la policía. Al menos conseguí lograr algo.

El día 10 de Octubre me cortan la luz (así sigo) y de nuevo vuelvo a poner en marcha mis recién adquiridas habilidades de Colombo para enterarme de qué pasa. Me cuentan que el día 4 de Octubre, se cerró mi incidencia inicial (primera noticia por teléfono) y que por fin van a solucionar el problema y “devolverme la luz que nunca debieron quitar”. Como resultado, han solicitado un alta, que ha provocado esta situación. El técnico que fue a poner el contador a mi domicilio, decide cortar la luz, anular el contrato y colocar un precinto que me impide hacer uso de ese punto de luz. Básicamente, han secuestrado la luz en mi domicilio y por fin ya tengo el “precio del rescate”.

Obviamente tras reclamaciones en Industria, OMIC, etc etc, me entero de que no existe ningún organismo oficial que pueda actuar de intermediario y obligar a estos señores a darme la luz mientras dirimen responsabilidades, por lo que me pasan a mí la patata caliente y soy yo la que ahora tiene que demostrar todos los hechos.

Me dejan sin luz el puente de Octubre, a la espera de que alguien cargue en sus sistemas informáticos el número de expediente y así se pueda documentar todo. Ni que decir tiene que en la oficina de Fco Silvela, me prometen hacer algo en cuanto esté ese número de expediente. Sigo esperando….

El mismo lunes, llevo los papeles a la OMIC. Tras decirme textualmente “mira que vemos cosas pero esto es increible”, me prometen que al ser urgente se pondrán en contacto con ellos para que al menos traten de darme la luz. Sigo esperando…

Decido ponerme en contacto con Inspección para ver si está ya el código de expediente y me llevé una alegría al saber que lo tenían. Hablé con la persona de inspección que al entender el caso, me pidió documentación por mail para agilizar la solución. De nuevo mi gozo en un pozo.

Me envían desde inspección un correo “tipo” donde me piden un “rescate” de 222 euros (sería la factura más alta de luz que pago desde que soy cliente, creo), para liberar mi “secuestrado” punto de luz. En este punto, creo que habrá muchos que tiran la toalla y prefieren pagar para tener luz, pero no es ese mi caso. Llegaré hasta donde haga falta para que estos hechos sean públicos y para que Iberdrola sea sancionada con lo que dicte la ley en estos casos, además de solicitarles lo que la ley establezca en concepto de daños y perjuicios.

A partir de ahí, he entrado en un bucle sin fin desde Atención al Cliente, Distribución, Inspección, Atención al cliente y vuelta a empezar. La persona que autorizó y solicitó el puente en mi casa, no me responde a los correos, y no ofrece asistencia por teléfono, por lo que la única forma de que me conteste es yendo a sus oficinas, perdiendo de nuevo días de trabajo.

Lo último ha sido cuando me han dicho en atención al cliente, que como he enviado un Burofax, me contestarán por escrito, y mientras más o menos “que no de el peñazo”. Ahí ante la posibilidad de quedarme un mes y medio sin luz, que es lo que han tardado en tratar la primera incidencia, ha llegado un punto en el que incluso he perdido varias veces las formas y he dicho alguna burrada ante la situación desesperada en la que me encuentro.

Es tal la impotencia y el desgaste que sufro como cliente de Iberdrola que he llegado hasta a pedir disculpas por escrito a una operadora a la que hablé fatal, y lo hago en un correo en el que debería estar diciéndole a Iberdrola BASTA YA! en letras mayúsculas, al volver de nuevo a pedir toda la información ya enviada. No se cómo, pero parece que en clientes@iberdrola.es, no reciben burofax de reclamaciones. ¡Increible!

Resumiendo: Iberdrola comete un error garrafal y le da mis datos a otra persona al cruzar su DNI y el mío, no asume ninguna responsabilidad y cuando intenta resolverlo, provoca una situación aún peor y ahora NADIE se hace responsable de este tema.

Eso sí, mis habilidades recién adquiridas me avalan como persona versada en procedimientos internos que no debería conocer, y además soy la única persona a cargo de resolver la incidencia (parece ser). Nadie me ha llamado y el único contacto que he tenido ha sido por Facebook y Twitter, donde me dicen que le remiten todo a Atención al cliente (clientes@iberdrola.es) donde ya lo tienen todo, y que parece ser que ha sido el único canal al que hacen caso, porque al menos por email me han vuelto a pedir por enésima vez todos los datos, aunque a estas horas siga sin luz. Estoy en el limbo administrativo de Iberdrola, un purgatorio creado para lavarse las manos y humillar a sus clientes.

Ah! Casi se me olvida que además, si todo este cúmulo de negligencias no podía llegar más lejos, la factura que pagué en Julio donde modificaron el DNI, me la vuelven a enviar de nuevo a casa con los datos correctos. Aunque no ponen datos bancarios, pero al no tener ningún comunicado, todos los días tenemos que mirar la cuenta del banco por si acaso nos la vuelven a cobrar por segunda vez, o revisar el correo por si ahora se sacan de la manga que debemos una factura, porque con esta empresa ya no sé que hacer.

No tengo luz, agua caliente, ni ningún otro servicio básico. No puedo lavar la ropa, en fin, he vuelto a la edad media, y todo porque una compañía como Iberdrola, puede pisotear mis derechos sin que haya procedimiento penal que me asista, ni organismo regulatorio que me ayude de forma inmediata. Mi trabajo, también se ve afectado, trabajamos desde casa muchas veces y el ordenador, es nuestra herramienta principal de trabajo, que obviamente, sin luz, es como una caja de zapatos, pero muy cara.

Eso sí, dentro de unos meses, cuando me contesten de consumo, o cuando haya puesto la denuncia civil y la tramiten, quizás entonces, a alguien le interese que me den la luz. Solo espero que no tenga que estar años, porque os aseguro que no voy a pagar el rescate, yo como dicen en las películas “no negocio con terroristas”

Si alguien está interesado en publicar esta historia y ayudarme a su difusión (quizás entre todos podáis ayudar a que me devuelvan a la edad moderna) , o deseáis obtener más detalles (todo está documentado y obviamente en manos de abogados) puede hacerlo en la siguiente dirección denunciassomosmercenarios@gmail.com

;

Posted from Madrid, Madrid, Spain.

Comments are closed.

Aplicación ANDROID

Ya puedes descargarte la aplicación de SomosMercenarios en tu teléfono Android. Solo tienes que escanear el Código BIDI

Login
Calendario
October 2012
M T W T F S S
« Sep   Nov »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Contador de Visitas
contador de visitas